Home

Institucional

Actividades

Servicios

Embarazo y Lactancia

Bibliografía

Prensa

Publicaciones

Links

Contacto

 



Lenguaje de Gemelos



Dr. Luiz Fernando Roehe de Oliveira Velloso
Dra. Marta Elena Fatone de Velloso
Presentado y publicado en el XXII Congreso Interno y XXXII Symposium de la Asociación Psicoanalítica Argentina

"REALIDAD" 1994

UN ENFOQUE PSICOANALÍTICO DEL LENGUAJE DE GEMELOS
Y SU RELACIÓN CON LA CONTRATRANSFERENCIA

"Hay muchas razones acerca del porqué los gemelos y mellizos han ejercido una perenne fascinación, y porqué tantos aspectos han sido estudiados y comentados. Quizás los estudios genéticos de los gemelos es más conocido ahora que en el pasado; pero la psicología de los gemelos y mellizos (múltiples) es todavía un largo, cerrado, o en todo caso un libro sin leer."

("Man Myth and Magic")

Introducción

Nuestra idea de volver a escribir sobre este tema proviene fundamentalmente de una necesidad de entablar un diálogo con nuestros colegas, principalmente aquellos interesados en los temas referidos a gemelos y mellizos. Convencidos de que la literatura psicoanalítica Sudamericana y en particular la Argentina, todavía no ha brindado su generosa atención, a este tema en particular, cuando lo haga, sin duda, nos proveerá de valiosos aportes. Pero hasta el momento permanece insuficiente para una necesaria articulación entre la clínica y la teoría. Esperamos que nuestras conclusiones parciales se vean enriquecidas, corregidas, rectificadas o ratificadas por la discusión con ustedes. Nos vamos acercar una vez más al curioso lenguaje de los gemelos y a algunas inquietudes que éste nos suscita con relación a la contratransferencia. Al revisar las historias vitales de gemelos encontramos dos sucesos referidos al habla que llaman la atención. El primero es un retraso en la adquisición del lenguaje como idioma común. Esta parece ser una característica frecuente en los gemelos, el surgir del habla como idioma común de los padres (idioma que permite a los niños relacionarse con el ambiente) se presenta un poco más tarde que en los demás niños. Por este motivo se considera como se fuera un retraso en la adquisición del lenguaje. Tal defasaje en relación con los demás niños, se ve compensado a medida que crecen. Es común que antes del inicio de la escuela primaria ya no exista diferencia en el lenguaje con niños de su misma edad. El segundo suceso se refiere al llamado lenguaje de los gemelos que desde muy temprano les permite comunicarse entre sí. Frecuentemente es entendido por la madre o su sustituto. Este pareciera ser el motivo por el cual el interés por el idioma familiar se ve retrasado, ya que tal lenguaje resulta suficiente para sus necesidades iniciales. Aún cuando se lo denomine lenguaje de los gemelos no es privativo de los mismos; éste se puede dar entre hermanos con muy poca diferencia de edad, como también en niños de diferentes padres, criados juntos como si fueran gemelos (orfelinatos). Este lenguaje parece tener un origen similar al llamado lenguaje autónomo que existe entre los padres y el niño pequeño. Este lenguaje representa una fase transitoria y transicional en el desarrollo del habla del ser humano.

Según la fonología, el lenguaje de los gemelos es una forma de idioglosia que se desarrolla en 40 a 45% de las parejas de gemelos o mellizos. Estudios actuales confirman la hipótesis de que se trata de un lenguaje con estructuración similar a un idioma primitivo. La adquisición de esta forma particular de lenguaje se debe a que los gemelos usualmente pasan mas tiempo junto que el común de los hermanos, lo que provoca que se consoliden los malos hábitos en el lenguaje. Es frecuente que los padres pongan poca atención a sus necesidades de estímulo y de compañía, así como también a la actividad social con otros niños. Creemos que esto se debe a que los gemelos se entienden entre sí a pesar de lo mal que puedan hablar en el idioma familiar. Sus necesidades de hacerse entender por los demás no son tan grandes como la de otros niños. También es cierto que los gemelos se divierten entre ellos, prescindiendo de los demás y por lo tanto pasan menos tiempo en contacto con los modelos para hablar correctamente.

Lenguaje de los gemelos
Colaboración lingüística
(6)

6) Diane O'Brien "Family Health/Today's Health".

Sin embargo, encontramos un valioso relato sobre el idioma de los gemelos en las investigaciones de la lingüística Por motivos propios han encontrado un gran interés en investigar esta singular forma de comunicación que se da en el "idioma de los gemelos". Un ejemplo es el caso de las gemelas Gracy y Ginny nacidas en Columbus (Georgia - Estados Unidos) en el año de 1970. "Semejan dos pajaritos piando- -Cabengo padem manibadu peetu - dice Gracy. -Doan nee bada tengkmatt- contesta Gynny. Como siempre, Gracy lleva el control de la conversación. Nacida cinco minutos antes que su hermana gemela, ha sido la do-minante desde que nacieron en 1970.

Poto - dice Ginny- Pinit. - ¿Pinit?- pregunta Gracy. -Yah-insiste Ginny.

El lenguaje que usan Gracy y Virginia Kennedy es exclusivo. Nadie más lo habla ni lo entiende por completo- Desde agosto de 1977 hasta la fecha un grupo de lingüistas y fonólogos trata de penetrar en el mundo de Gracy y Ginny. Los fonólogos se esfuerzan por determinar qué significan esos extraños sonidos, porque descubrieron que sin lugar a dudas significan algo. Las Chiquillas en efecto desarrollaron un lenguaje diferente que les pertenece en forma exclusiva.

¿Qué factores de la vida de estas pequeñas de ojos azules y sedosos cabellos las llevaron a desarrollar su proprio lenguaje? ¿Por qué no aprendieron inglés o, en su defecto, alemán, el idioma hablado por su abuela, quien las cuidó desde que nacieron? Si es una especie de jerga infantil, ¿por qué no desapareció con el correr del tiempo, como sucede en todos los niños? Y, lo que es más importante, ese lenguaje especial de las gemelas, ¿podrá enseñar algo al resto del mundo sobre los orígenes y la adquisición del idioma?

El día que nacieron, Virginia fue acometida por violentas convulsiones. Al día siguiente lo mismo ocurrió con Grace. Los médicos les hicieron pruebas. Los resultados fueron negativos. Las convulsiones continuaron perturbando la vida de las gemelas durante sus primeros seis meses. Cuando cumplieron un año se les practicaron encefalogramas para detectar posibles daños en el cerebro. "Los resultados fueron normales, pero el médico nos dijo que no podríamos estar seguros de que Grace y Ginny se hubieran desarrollado normalmente hasta que cumplieran cinco o seis años", explica Tom Kennedy (padre). La advertencia del médico fue indirectamente contraproducente. Mientras las niñas crecían sus padres tuvieron siempre presente que podrían ser retardadas mentales- Y a menudo tomaron esta posibilidad como explicación para el lento desarrollo de las gemelas. Dado que Tom y Chris trabajaban todo el día fuera de casa, Gracy y Ginny pasaron mucho tiempo al cuidado de su abuela. Aunque atendía todas sus necesidades físicas raramente jugaba con ellas ni trataba de enseñarles actividades creativas juegos o, lo que es aun más importante, palabras. Con gestos y unas cuantas palabras sencillas comunicaban sus deseos a la abuela. Cuando cumplieron tres años los Kennedy se trasladaron a California y se situaron en un vecindario habitado en su mayoría por personas de edad. Había muy pocos niños con quienes jugar y las gemelas comenzaron a depender aun más la una de la otra, refugiándose en un mundo privado y cada vez más impenetrable. Durante ese tiempo Gracy y Ginny entendían a sus padres, pero no pronunciaban más que unas pocas palabras en inglés. Las primeras palabras que dijeron fueron "papá y mamá", a los 17 meses. Sin embargo, para decepción de sus padres, muy pocas más siguieron. "No lográbamos que dijeran frases", explica Chris (madre) - "Parecía que les costaba mucho hablar y nosotros pensábamos que los ataques convulsivos que habían sufrido cuando eran pequeñas podían haber afectado su habilidad a aprender sonidos. No obstante, cuando estaban Solas se animaban considerablemente y jugaban horas enteras, mientras charlaban sin cesar en su propio lenguaje. "Gracy y Ginny hablaban increíblemente rápido" explica Chris, "pero Tom y yo pensábamos que su charla era una simple jerga infantil. Sabíamos que habían inventado sobrenombres para ambas- Gracy se apodaba Poto y Ginny se apodaba Cabengo. Sin embargo, nunca nos dimos cuenta de que el resto de su charla era en realidad una forma de comunicación y de que podían entenderse entre sí.

Cuando las niñas tuvieron seis años y medio, los Kennedy consultaron con el Centro de Fonoaudiología y Neurología. Después de escuchar y observar un rato a las gemelas, las fonólogas Alexa Romain y Ann Koeneke concluyeron que aquel lenguaje quizás era lenguaje de gemelos una forma de idioglosia. Los terapeutas se propusieron dos objetivos. Primero, documentar el lenguaje de n el caso de Grace y Virginia Kennedy las las niñas mediante la grabación y filmación de abundante material. Segundo ayudarlas a aprender el inglés. Para lograr estos objetivos comenzaron por estimular a las niñas en el uso de su idioma proprio- Tras más de un año de observación pudieron establecer que "gimba" Significa "camioneta" o "vehículo", "dine" es "pluma" y "pinit" quiere decir "terminado". La charla de las gemelas es tan rápida y vehemente que requiere mucho tiempo transcribir las cintas- Un tramo de cinco minutos puede llevar dos horas para interpretarlo. Pero los lingüistas consideran que valdrá la pena el esfuerzo si se logra descifrar ese lenguaje exclusivo. En efecto cuando se logren las respuestas a los interrogantes que todavía existen, las especialistas habrán conseguido la mejor documentación sobre el lenguaje de los gemelos que se conoce hasta la fecha. Mientras tanto las gemelas han aumentado su vocabulario en inglés y van a una escuela donde aprenden gramática, construcción de oraciones y ordenamiento de palabras. Se les ha colocado en aulas separadas para estimular el contacto con los demás condiscípulos y la conversación con ellos. Puesto que las niñas se manifiestan tan inteligentes y receptivas en la actualidad, las razones por las cuales no aprendieron inglés en el pasado y desarrollaron en cambio su propio lenguaje son aun más inexplicable. Existen posibles respuestas, es cierto, pero no son concluyentes. Pensamos que se produjo un cierto retraso en la coordinación motora y aprendizaje del idioma debido a la falta de estímulos". Pareciera también señalar que la persistencia de limitaciones graves, como la falta de estímulos externos y el confinamiento en una relación de a dos, posibilita la permanencia del "idioma de gemelos" como sucedáneo del idioma familiar. De cualquier forma vemos que se desarrolla un idioma sea el familiar o el de gemelos. Lo que estímulos externos y confinamiento en una pareciera ratificar la existencia de la predisposición a la comunicación en el ser humano. Podríamos pensar que en esta predisposición se encuentran, en forma latente (larvada), todos los modelos primitivos de comunicación. Su desarrollo será más o menos visible dependiendo de la mayor o menor facilitación. Como vimos el "lenguaje de los gemelos" sólo se manifiesta cuando predomina la relación entre niños de la misma edad. La adquisición del idioma familiar se hace posible cuando es estimulada por los padres y por una mayor socialización de los niños.

Para Leonard Majorie (1961) el disturbio y el retardo, en gemelos, de una importante función Yoica como lo es el uso del lenguaje, ha merecido una considerable atención y estudio de parte de educadores y psicólogos, aun cuando muy poco se ha logrado como explicación de estos hechos. Los estudios muy conocidos de Davis (1937) y Day (1932) en los cuales ellos comparan niños solos, hijos únicos con niños con hermanos, mellizos de diferentes sexos con mellizos del mimo sexo, estableciendo claramente una constante en el sentido de un retardo. Los mellizos del mimo sexo eran los mas dotados para ser los mas retardados, mientras que solo los niños que no han tenido compañero constante, mas que adultos, obtuvieron una media superior en el desarrollo del lenguaje. Davis encontró que hijos de padres de grupos ocupacionales de nivel mas alto, por ejemplo, mayor nivel socioeconómico, han superado su desventaja en el lenguaje al rededor de los nueve años y medio mientras que los hijos de padres de grupos ocupacionales de nivel mas bajo progresaron relativamente poco.

En mi experiencia, la comunicación preverbal es normal y frecuente entre gemelos, comenzando en la fase del laleo cuando el bebé comienza a jugar con los sonidos. Se observo en unos gemelos de al rededor un año de edad, en un periodo algo más tardío, que todavía no articulaban ninguna palabra. Uno fue sacado de la pieza, para ser vestido, mientras que el otro recién se estaba despertando de su siesta. El que estaba siendo vestido, de pronto, nota la falta de su gemelo. Se sentó de golpe y dejo escapar un grito "¡ay-y!". Inmediatamente se escucho, a través del salón, un "ay-y" de su hermano en respuesta. Los "ay-ys" fueron y vinieron por unos cuantos minutos. Obviamente se trataba de comunicación. Entre los gemelos, la ecolalia es la probable razón para la aparición de palabras sin sentido o sílabas en sus "vocabularios" resultando ininteligibles para los demás salvo ellos mismos, con frecuencia los padres lo informan como un "lenguaje propio".

Piaget (1923) dijo: "hablando consigo mismo, las experiencias individuales lo suficientemente placenteras y excitantes como para distraer el deseo de comunicar sus pensamientos a los demás". El gemelo, el segundo Yo debe encontrar ésta "comunicación privada" aun más divertida y excitante. Pero no todos los gemelos son lentos en el aprendizaje del lenguaje. Pareciera haber, de cualquier forma, una correlación entre el retardo de esta función yoica y la persistencia y intensidad de la "identificación intergemelar". Es posible que un estudio mas profundo de las condiciones en las cuales ocurre ese ¿retardo del lenguaje?, nos permitiría comprender con claridad las condiciones en las cuales la "identificación intergemelar" adquiere efecto patógeno sobre el desarrollo yoico en su totalidad.

Desarrollo

Nosotros encontramos con frecuencia en historias vitales y psicodiagnósticos de gemelos o mellizos, así como en el material latente de algunas de sus sesiones, que la adquisición tardía del idioma familiar es acompañada por el paulatino eclipse del lenguaje de los gemelos. Sospechamos que la gradual desaparición de este lenguaje este íntimamente relacionado con el inicio del periodo de latencia, porque es el momento en que suele desaparecer espontáneamente y por completo. Este lenguaje que muy difícilmente aparece como un recuerdo consciente en el sujeto adulto, pero casi siempre está presente en el anecdotario familiar. Es probable que a algunos de nosotros le toco escuchar alguna referencia como por ejemplo: "...los hermanos se podían entender entre sí a través de palabras inventadas por ellos, nadie las podía entender salvo la madre, con algún esfuerzo...". Al parecer el origen de ésta particular forma de comunicación no ha sido objeto de un profundo estudio psicoanalítico hasta el momento. Reconocemos que son muchas las dificultades que se presentan; su temprana desaparición y su amnesia hacen que nos sea difícil encontrar manifestaciones conscientes de este fenómeno en adolescentes y adultos. Además de existir muy poca bibliografía de casos de gemelos en los cuales se trata de comprender el lenguaje de los gemelos.

Lo expuesto hasta aquí sugiere varios interrogantes y nos permiten sospechar la existencia de una natural predisposición al desarrollo del lenguaje como forma de relación entre los seres humanos. Tal predisposición no es suficiente para generar el lenguaje de los gemelos. Para que ello ocurra es necesario que se presente la situación de convivencia de niños de la misma edad. En algunos casos su presencia (no-desaparición)señala limitaciones graves, como la falta de estímulos externos y el confinamiento en una relación de a dos, permaneciendo el Lenguaje de los gemelos como una especie de sucedáneo del idioma familiar. De cualquier forma vemos que se desarrolla un lenguaje sea el familiar o el de los gemelos. Lo que ratifica la existencia de la predisposición a la comunicación verbal. La adquisición del idioma familiar se hace posible cuando es estimulada por los padres o sus sustitutos y por una mayor socialización de los niños.

Al investigar la comunicación verbal del niño pequeño (idioma familiar y lenguaje de los gemelos) el observador podrá registrar que las palabras se acompañan de un importante clima afectivo. Pensamos que una situación similar ocurre en las sesiones de una terapia psicoanalítica al que acostumbramos llamar de transferencia o de contratransferencia. Creemos que en un tratamiento psicoanalítico se dan condiciones favorables al desarrollo de un código verbal, entre el analista y el analizando. Pensamos que este código debe ser muy parecido al lenguaje de los gemelos. Algunas manifestaciones transferenciales y contratransferenciales que ocurren en terapias de gemelos, parecen tener origen en la misma predisposición a la comunicación que existió en el lenguaje de los gemelos. En este caso los únicos testigos son el analista y el analizando, que a su vez son actores y espectadores y prácticamente queda vedada la posibilidad de una observación directa desde un tercero. La observación es indirecta a través de la reconstrucción y la lectura o escucha del material grabado de sesiones. Esta observación permite reconocer el predominio de un importante clima afectivo, puesto de manifiesto por las interpretaciones del analista y por las respuestas confirmatorias del analizando. Creemos que es mucho más difícil encontrar una forma de testificar de manera confiable, aquellas innumerables anécdotas, ocurridas entre personas comunes y, que de alguna forma nos hacen pensar en manifestaciones contratransferenciales.
La experiencia de psicoanalizar a gemelos y mellizos nos ha demostrado que en ocasiones en que predomina una vigorosa relación transferencial y contratransferencial bajo una intensísima y urgente necesidad de ser entendido por su psicoanalista; la modalidad de verbalización habitual se vio reemplazada por momentos, por una forma de lenguaje muy similar a la de gemelos.

Pensamos que para comprobarlo o refutarlo haría falta la observación de gemelos en los primeros años de vida. Sin embargo, el material de pacientes adultos con que hemos trabajado permite avanzar más allá de la anécdota. Nuestro interés deriva de una manifestación inquietante que en ocasiones se presenta en nuestro trabajo, cuando predomina un material muy regresivo. Las sesiones en las que sucede éste fenómeno, parecen transcurrir normalmente, pero al escuchar la grabación sorprendía encontrar que por momentos lo verbalizado por el paciente resultaba incompresible y diferente de la reconstrucción realizada antes. La reconstrucción produce la impresión de que habíamos trabajado intensamente con un dialogo fluido. Diálogo que no se hace presente en la cinta grabada. Eran momentos de la sesión recordados como comprensibles y coherentes. Verbalizaciones reconstruidas en forma de dialogo se presentan como palabras ininteligibles y desconocidas. éstas sesiones se caracterizan por el predominio de situaciones transferenciales cargadas de un gran monto de angustia.

Pensamos que se trataba de un desperfecto de la grabación por lo tanto substituimos el grabador. Sin embargo "el desperfecto" volvió a repetirse una y otra vez haciéndose molesto. Fue cuando recordamos una anécdota. Se trata de diálogos entre hermanos gemelos donde también se mezclan palabras incomprensibles a cualquiera que los escuchara. Cuando eran interrumpidos por algún sorprendido familiar' que había escuchado a los gemelos sin poder entender de que se trataba la charla, los hermanos podían reproducir una conversación coherente, pero sin poder explicar que significado tienen las palabras raras e incomprensibles con que se comunicaban antes de ser interrumpidos. Los sorprendía tanto como a los demás, ya que les parecía que en momento alguno habían hablado incorrectamente. Pensamos que estas palabras raras son fragmentos del primitivo lenguaje de los gemelos. Un buen ejemplo de esto es el relato de lo sucedido en una sesión psicoanalítica de un mellizo al que llamaremos F.:

...F. viene a esta sesión muy triste y preocupado. El día anterior había fallecido repentinamente su cuñada de una crisis asmática. Su hermano mellizo se encontraba desesperado, apenado y confundido. No sabía qué hacer con sus tres hijos pequeños y esto lo movilizó intensamente a F.. En ésta sesión él se mostró muy conmovido. Relató cómo había sucedido la muerte de la cuñada y cómo acompañó al hermano. Esta parte del relato fue perfectamente grabada pero, en los momentos en que se esperaba encontrar material referido a sus sobrinos, ocurría lo que parecía un incómodo "desperfecto" en la grabación. Al final de la sesión (que se prolongó unos veinte minutos) estando ya más tranquilo el paciente, la grabación volvió a ser clara. Una vez más cotejamos lo grabado con la reconstrucción, llegamos a la conclusión de que éstos ruidos o más bien una especie de laleo, representaban una forma de comunicación muy primitiva y que sin lugar a dudas se relacionaban con emociones y sentimientos muy intensos para el sujeto.

En principio sabíamos que no se podría descartar la posibilidad de que se tratara de una reacción psicótica, tanto del analista como del paciente, pero todo parecía indicar que se trataba de una contratransferencia neurótica. Que en éste caso se trataba entre un paciente mellizo y un analista gemelo.

Pero hay que tener en cuenta que tal forma de comunicación no es un privilegio de los gemelos. Aquellos que han desarrollado el concepto de contratransferencia, la han descripto sin necesitar de la observación de pacientes gemelos (por lo menos no hacen referencia a ello). Estamos convencidos de que la observación de estos fenómenos en gemelos presenta, generalmente, una mayor dramaticidad. Donde interviene no solo el "lenguaje de gemelos", como también toda una rica coreografía paraverbal, gestos, miradas, movimientos y etcétera, que le prestan la dramaticidad necesaria a la comunicación.

Contratransferencia

El concepto de contratransferencia con el cual estamos familiarizados parte de Freud en "El porvenir de la terapia psicoanalítica" (1910), de Heinrich Racker en "La neurosis de contratransferencia" (1948) y Paula Heimann en "Sobre la contratransferencia" (1949).

Dice Freud (1910):
..."Otras innovaciones de la técnica, se refieren a la persona misma del médico. Se nos ha hecho visible la transferencia recíproca que surge en el médico bajo el influjo del enfermo sobre su sentir consciente y nos hallamos muy inclinados a exigir, como norma general, el reconocimiento de esta transferencia recíproca por el médico y su vencimiento"...
En este primer concepto de transferencia recíproca que más tarde es llamado contratransferencia por otros autores, Freud se centra exclusivamente en los sentimientos del analista y su interpretación tiene como finalidad superarla para que el analista pueda continuar con su tarea específica: tener acceso al inconsciente del analizado.
Dice Racker (1948):
..."Y así como el conjunto de imágenes, sentimientos e impulsos del analizando hacia el analista, en cuanto son determinados por el pasado, es llamada transferencia y su expresión patológica es denominada neurosis de transferencia, así también al conjunto de imágenes, sentimientos e impulsos del analista hacia el analizando, en cuanto son determinados por su pasado, es llamado contratransferencia, y su expresión patológica podría ser denominada neurosis de contratransferencia.
"La transferencia existe y se manifiesta siempre. De la misma manera la contratransferencia existe y se manifiesta siempre; sólo que (aquí como allá) es a veces difícil percibir éstas manifestaciones e interpretarlas."...
Racker amplía el espectro de las reacciones contratransferenciales, pues incluye, además de los sentimientos, las imágenes y los impulsos del analista hacia el analizando. Pero, para Racker, la contratransferencia ofrece más peligros que otra cosa para la labor psicoanalítica. Opinión que modifica en el trabajo "Observaciones sobre la contratransferencia como instrumento técnico". Comunicación preliminar (1951) donde escribe:
..."Cuando la empatía o identificación con el analizando (o sea el mecanismo principal para la comprensión) es interferida por reacciones contratransferenciales, éstas pueden constituir una guía importante en la conducción del tratamiento psicoanalítico. Pueden, por un lado ser la llave para la comprensión de lo que acontece en el analizado, o sea; de los contenidos de sus situaciones psicológicas, y por otro lado, servir de medida para las intensidades de sus procesos. De ésta manera ayuda también a percibir qué es lo que debe ser interpretado y profundizado y cuándo es de actualidad."...

Dice Paula Heimann (1949) :..."Mi tesis es que la respuesta emocional del analista a su paciente dentro de la situación analítica representa una de las herramientas mas importantes para su trabajo. La contratransferencia del analista es un instrumento de investigación dirigido hacia el inconsciente del paciente"...

Nosotros pensamos que es válido pensar que en el caso de la interpretación de la contratransferencia ocurre una traducción en palabras, de pensamientos despertados por los sentimientos del analizando en el analista. Pensamos que las palabras que utiliza el analista en sus interpretaciones de la contratransferencia no son elegidas al azar y sí provienen de un código inconsciente y preconciente que se desarrolla y se enriquece a lo largo de la relación analítica, estableciendo una especie de lenguaje creado a lo largo del proceso analítico.

Este trabajo plantea un gran número de interrogantes, pero en este momento sólo se nos ocurre respuesta a uno en particular. Creemos que hay una estrecha relación entre el primitivo origen del lenguaje de los gemelos y la comunicación contratransferencial. En un sentido amplio, tanto el lenguaje de los gemelos como la contratransferencia representan una manera primitiva de comunicación. Teniendo en cuenta que en primer lugar ambas formas de comunicación prescinden del idioma familiar (del significado general de las palabras) como forma de hacerse entender ya que crean un código en el cual las palabras adquieren significados especiales para ambos; en el segundo lugar tanto el lenguaje de los gemelos como la contratransferencia suelen mantenerse independientes de la voluntad consciente y por último no parecen tener un registro fácilmente reconocible en eI sistema preconciente como sucede con el idioma ordinario.

Pensamos que un estudio más detallado de la génesis del "lenguaje de gemelos" nos daría una mejor posibilidad de esclarecimiento sobre un origen común entre la predisposición en el ser humano en desarrollar un lenguaje así como una mayor comprensión de la contratransferencia.

Resumen

Pareciera ser característico de los gemelos que la adquisición del habla común se presenta un poco más tarde que en los demás niños. Considerado como un retraso que la adquisición del lenguaje que se ve compensado a medida que crecen. Desarrollan, en muchos casos, el lenguaje de los gemelos, que desde muy temprana edad les permite comunicarse entre sí. Tempranamente se desarrolla un idioma, sea el familiar o el de gemelos, que parece ratificar la existencia de una predisposición a la ,comunicación. En ambos (idioma familiar y de gemelos) el observador podrá registrar la existencia de palabras y percibir también un importante clima afectivo; algo similar ocurre en el transcurso de una sesión psicoanalítica, respecto al habla y la transferencia y la contratransferencia. Pensamos que las palabras que utiliza el analista en sus interpretaciones transferenciales y contratransferenciales no son elegidas al azar y que provienen de un código verbal que se establece entre ambos a lo largo de la relación analítica.

BIBLIOGRAFÍA

1)Abuchaem, Jamil (1979): El Proceso Diagnóstico, en el Niño, Adolescente y el Adulto. Tomos 1 y 2, edic. Kargieman, Bs. As.
2)Abuchaem, Jamil (1981): Vicisitudes del Psiquismo Temprano. Tema 2, Col. de Textos, edic. de Belgrano, Bs. As.
3)Burlinghan, Dorothy (1946): Los Mellizos. Observaciones sobre las influencias Ambientales en su Desarrollo. Rev. de Psicoanálisis, Tomo V (4) Bs. As.
4)Davis, E. A. (1987), Development of Linguistic Skill in Twins, Singletons with Siblings, and Only Children from Age 5.10 Years. University of Minnesota Press. Day. E. J. (1952), The Development of Language. Child Development, III.
5)Evelson, Elena (1958): Una Experiencia Analítica. Análisis Simultáneo de Hermanos Mellizos. Rev. de Psicoanálisis, Tomo XV (1-2), Bs. As.
6)Freud, Sigmund (1910): El Porvenir de la Terapia Psicoanalítica. S.E. Tomo XI; O.C., Tomo II. Biblioteca Nueva, Madrid, 1973.
7)Gardner, G. y Rexford, E. (1956): Retardo del Desarrollo del Yo en un Par de Mellizos Idénticos. Quart. J. Chil Behav.
8)Helman, Paula (1949): Acerca de la Contratransferencia. International Journal of Phychoanalysis. Volumen XXXI, 1960.
9)Hartman, Heinz (1934-1935): Ensayos Sobre la Psicología del Yo. Ed. Fondo de Cultura Económica, Méjico.
10)Leonard, Marjorie R. (1961): Problems in Identification and Ego Development in Twins. Psychoanalytic Study of the Child, Vol XVI.
11)O'Brien, Diane (1978): Family Health/Today's Health. San Diego Children's Hospital and Health Center, Audio logy of phonology and neurology Section (California)
12)Petö, Andrè (1946): The Psycho-Analysis of Identical Twins, With Refernce To Inheritance, (Budapest). Int. Journal of Psychoanalysis. Vol. XXVII (3 y 4)
13)Piaget. J. (1923). The Language and Thought of the Child. New York: Humanities. Press, 1951.
14)Racker, Enrique: (1948) La Neurosis de Contratransferencia. Ed. Paidós, Buenos Aires, 1960.
15)Racker, Enrique: Observaciones sobre la contratransferencia como instrumento técnico. Comunicación Preliminar (1951). Rev. de Psicoanálisis, 1952, Tomo 3
16)Savic, Svenka: How Twins Learn to Talk. A Study of the Speech Development of the Twins from 1 to 3. Academic Press (a Subsidiary of H. B. Jovanovich, Publishers, London, New York, Toronto, Sydney, San Francisco) 1980.
17)Winnicott, Donald W.: El Proceso de Maduración del niño. Ed. Laia Bs. As.








Sitio desarrollado por
web & gráfica