Home

Institucional

Actividades

Servicios

Embarazo y Lactancia

Bibliografía

Prensa

Publicaciones

Links

Contacto

 



Síndrome Urémico Hemolítico



¿Qué es el Síndrome urémico hemolítico?

Es una enfermedad que afecta principalmente a niños pequeños por debajo de los 6 años pero hay casos en niños mayores, que se adquiere principalmente a través de la ingestión de alimentos contaminados con bacterias, la más frecuente llamada Escherichia coli.

Afecta principalmente el riñón y la sangre de los pacientes pero también se acompaña de alteraciones neurológicas, cardiacas, y pancreáticas.

Es una endemia en nuestro país, contando nosotros con más casos que todos los del mundo sumados.

Es la primera causa de insuficiencia renal aguda en los menores de 5 años y la tercera causa por la cual los chicos requieren un trasplante renal.

No hay tratamiento de la causa, solamente de las consecuencias que esta enfermedad produce.

Es frecuente que los niños sean transfundidos varias veces y requieran diálisis. La mortalidad es de aproximadamente un 5%.

¿Qué síntomas presentan el niño que la padece?

En general se inicia con una diarrea muchas veces con moco y sangre que dura 3 o 4 días, luego de modo variable disminuye la cantidad de orina del niño y algunos empalidecen.

Es frecuente que los niños estén decaídos o irritables.

¿Cómo se contrae la enfermedad?

La bacteria ingresa al organismo por ingestión de alimentos contaminados, aguas contaminadas o de persona a persona.

¿Con cuáles alimentos debemos tener más cuidado?

El reservorio de la bacteria es fundamentalmente el intestino del ganado vacuno.

Las heces del mismo contaminan la carne en el momento de faenamiento del animal y del procesamiento de la carne.

La bacteria se pega a la superficie de la misma. Al molerse la carne la bacteria es introducida dentro de la misma y es más difícil que la cocción la destruya.

Los productos lácteos pueden contaminarse a partir de otras fuentes y así transmitir la enfermedad.

Hay casos relacionados con aguas contaminadas tanto para beber como para nadar.

La transmisión de persona a persona es baja y se relaciona con la manipulación de las excretas.

Prevención de la enfermedad

Apunta a la correcta manipulación de los alimentos

1- Respetar la cadena de frío tanto en las carnes como el lácteo Un alimento fresco puede como máximo permanecer dos horas en tiempo acumulativo a temperatura inadecuada (4 a 60 grados)

Mantener fríos los alimentos fríos y calientes los alimentos calientes

- Finalizar la compra del supermercado con las carnes y lácteos.

- Colocar siempre que sea posible y especialmente en verano carnes y lácteos adquiridos en el supermercado en heladeritas refrigerantes si el tiempo en llegar a colocarlo en la heladera va a ser prolongado.

- Si durante el transporte un alimento congelado se descongelase no congelarlo nuevamente si no guardarlo en la heladera.

- Guardar lo antes posible los alimentos frescos en la heladera.

- No descongelar alimentos congelados sobre la mesada. Descongelar en la heladera, o en el microondas o bajo un chorro de agua fría tomando la precaución de colocarlo nuevamente en la heladera una vez descongelado.

- Una vez que se cocinó el alimento consumirlo pronto.

- Si se guarda en la heladera nuevamente antes de consumirlo llevarlo a temperaturas de como mínimo 70 grados.

- Recordar mantener la cadena de frío cuando limpiamos o descongelamos la heladera.

2- Guardar los alimentos correctamente

- Evitar colocar carne en los estantes superiores de la heladera de modo de prevenir que se derrame su jugo sobre otros alimentos.

- No guardar alimentos crudos juntos con los cocidos.

- Guardar carnes en bolsas de plástico bien cerradas.

- Separando la carne de vaca , de la del pollo o del cerdo.

3-Procesamiento de los alimentos e higiene en la cocina

- Lavarse las manos con agua caliente y detergente antes de procesar los alimentos.

- Luego de manipular alimentos especialmente la carne lavarse las manos y todo lo que ha tomado contacto con ella con agua bien caliente ( 44 grados si es a mano y 60 grados si es en el lavaplatos) y jabonosa.

- No utilizar los mismos cubiertos con la carne cruda y cocida.

- Lavar con agua con lavandina las tablas de picar carne luego de ser utilizadas,es preferible utilizar tablas diferentes para carnes y verduras.

- No procesar juntos los alimentos que son de riesgo para esta enfermedad como la carne vacuna con aquellos de menor riesgo como el pollo o verduras.

- Lavar las verduras y frutas muy cuidadosamente.

- Lavar adecuadamente las esponjas y trapos utilizados en la cocina.

4- Modos de cocción

- La temperatura a la cual la bacteria se inactiva es a 70 grados.

- Asegurarse siempre de que la carne no sea jugosa ni este rosada o roja en el centro de la misma y que la temperatura de la carne haya llegado a los 70 grados.

- La carne picada está bien cocida cuando el suero que libera al cocinarse es transparente.

- Tomar en cuenta que si cocinó carne congelada su tiempo de cocción será mayor al habitual.

- No cocinar la carne de vaca junto con otros alimentos que no son de riesgo.

- Es conveniente hervir la leche pasteurizada. La larga vida puede consumirse directamente.

- Disponer de un sector de la parrilla cuando hacemos el asado que sea para los niños donde manipulemos y cocinemos la carne adecuadamente.

- Es útil complementar la cocción de la carne de vaca con unos dos a tres minutos de microondas a temperatura máxima (varia de acuerdo al grosor de la carne) para reasegurar su adecuada cocción.

5- Alimentos de riesgo

- Carnes jugosas de color rosado o rojo en su centro.

- Vísceras de la vaca.

- Aquellos cocidos que han tomado contacto con los crudos.

- Aquellos cocidos que han perdido la cadena de frío.

- Lácteos que hayan perdido la cadena de frío.

- Jugos no pasteurizados (muy infrecuente en nuestro país).

- Aquellos procesados fuera de la casa donde uno no pueda estar seguro de como han sido cocidos.

6- Alimentos más seguros

- Pollo, cerdo, cordero, pescado (bien cocidos).

- Lácteos esterilizados (postrecitos, flanes, leche, crema larga vida).

Recordar

- El lavado de manos antes y después de cambiar los pañales especialmente en las guarderías.

- Lavarse las manos con agua caliente y jabón luego de ir al baño.

- Lavarse las manos con agua caliente y jabón antes y después de procesar los alimentos.

- Clorar las aguas de natación adecuadamente y aquella de consumo que no sea agua corriente.

- Mantener la cadena de frío (fríos los alimentos fríos y calientes los calientes).

- Evitar consumir carnes rojas en sitios donde uno no pueda asegurar su correcta manipulación.

- Evitar las contaminaciones cruzadas de alimentos de riesgos y aquellos que no lo son.

- Evitar consumir aquellos lácteos que no podamos asegurar que se han mantenido la cadena de frío.

- La comida fría debe mantenerse a menos de 4 grados y la caliente a más de 60 grados.

- Cocinar intensamente las carnes como mínimo a 70 grados.

- Si un paciente contrae la enfermedad deben manejarse con especial cuidado sus heces.

Dra. Andrea Exeni









Sitio desarrollado por
web & gráfica