Home

Institucional

Actividades

Servicios

Embarazo y Lactancia

Bibliografía

Prensa

Publicaciones

Links

Contacto

 


Cómo se produce un embarazo gemelar



por la Dra. Elena Zeitler

Los embarazos generalmente llevan a la formación de un solo hijo. Sin embargo, en algunas ocasiones pueden concebirse dos o más hijos.

Depende de varios factores pero aproximadamente uno de cada 80 embarazos es gemelar, uno de cada 7000 es de trillizos, y uno de cada 1.000.000 es de cuatrillizos. En los últimos años aumentó el número de embarazos múltiples, debido a los tratamientos hormonales, la fertilización in vitro y también a que las mujeres se embarazan a edad más tardía, y por investigaciones se sabe que a mayor edad, la posibilidad de una doble ovulación aumenta.

Cuando se produce la fecundación, exactamente en las trompas de Falopio, el espermatozoide penetra en el óvulo. Tanto el espermatozoide cómo el óvulo tiene 23 cromosomas cada uno, en la unión se forma el huevo o cigoto con un total de 46 cromosomas. A las 36 horas comienza la mitosis (división celular), cuando está célula se divide y se separa por completo, se produce el desarrollo de gemelos monocigóticos (idénticos), o sea, que provienen de un mismo óvulo que tras la fecundación se divide en dos partes iguales, con exactamente la misma carga genética.

Dependiendo del momento en que ocurra la división del huevo original y cuantas veces ocurra, va a dar como resultado un embarazo monoamniótico-monocoriónico (una única bolsa), monocoriónico-biamniótico (una bolsa externa con dos internas) o biamniótico-bicoriónico (dos bolsas completamente separadas).
 Los biamniótico-bicoriónico aparecen cuando la división del huevo original se da en los primeros tres días y tienen placentas separadas, en los biamniótico- monocoriónicos la división ocurre entre el 3º y 7º día y tiene una sola placenta con un tabique que la separa y los monoamniótico-monocoriónico entre el 7º y día 13. Cuando ocurre después del día 13, son siameses. Cuanto antes se divide el huevo original, menos bolsas van a compartir y la placenta va a ser una o dos.

Por otro lado, los gemelos bicigóticos o gemelos fraternos (comúnmente llamados mellizos) provienen de dos óvulos distintos que a su vez son fecundados por dos espermatozoides diferentes.

Obviamente los genes son diferentes y los sexos pueden ser iguales o no. Cada uno tiene sus bolsas separadas y dos placentas.
 A diferencia de los gemelos fraternos (que pueden ser muy distintos entre sí), los gemelos idénticos al compartir la misma carga genética, tienen el mismo color de cabello, ojos, piel, grupo sanguíneo y huellas dactilares muy similares.

Existen en la actualidad investigaciones, para determinar si existe un tercer grupo de gemelos que podría ser de un único óvulo el cual posteriormente se dividió en dos, y fue fecundado después por dos espermatozoides distintos. Este grupo, explicaría el porqué algunos gemelos fraternos son tan parecidos entre sí.

Es importante saber si son mellizos o gemelos por diferentes razones. En primer lugar para decidir la vía del parto, ya que si es monoamniótico-monocorial, es decir, una única bolsa, para algunos médicos es indicación absoluta de cesárea. En segundo lugar porque hay algunas enfermedades que al ser genéticas, se van a presentar en ambos bebés. No es imprescindible saberlo durante el embarazo pero sí en un futuro.

Y por último, por un aspecto psicológico.   Cuándo sabemos si son gemelos idénticos o gemelos fraternos.

Durante el embarazo, la ecografía nos puede dar un diagnóstico presuntivo, que, cuanto más temprano durante el embarazo se haga, más certeza tiene. El ecografista puede ver si hay una bolsa sin tabique o si la bolsa tiene un tabique que la separa en dos y también, según el grosor del tabique, puede decir si es monoamniótica o biamniótica. Otra ayuda es ver el sexo de los bebés. Si es diferente, seguro que no son gemelos idénticos. La certeza del diagnóstico depende de que la ecografía sea hecha tempranamente y, fundamentalmente, de la experiencia del ecografista. También se puede hacer un estudio genético, lo que implica tomar una muestra de cada bebé y ver si el mapa genético es el mismo. El estudio genético más frecuente es la biopsia de vellosidades coriales, que, en realidad, se usa para la detección precoz de enfermedades genéticas. Una vez nacidos los bebés, se puede hacer el estudio anatomopatológico de la placenta. Consiste en estudiar la placenta con un microscopio, lo hace un patólogo y como estamos hablando de una biopsia, es de certeza, en el caso de los monoamniótico-monocoriónico y de los monocoriónico-biamniótico.

Para realizar este estudio hay que informar al obstetra porque no es un estudio de rutina y hay que preparar a la placenta en forma especial. Es de bajo costo y no presenta ninguna complicación para los bebés. 

Según lo explicado anteriormente, como los biamniótico-bicoriónicos pueden ser bicigóticos o monocigóticos, la única forma de tener un diagnóstico de certeza de la cigocidad, es haciendo un  estudio genético.

En resumen: si por ecografía temprana se diagnostica monocoriónico biamniótico o monoamniótico-monocoriónico, sería conveniente confirmarlo por estudio de la placenta. De igual forma si el embarazo es biamniótico-bicoriónico, pero, a su vez hay que reconfirmarlo con un estudio genético.








Sitio desarrollado por
web & gráfica